Por: André Maurois

PorAd Verbo Court Reporters

Por: André Maurois

Las leyes no son crueles ni suaves; son inmutables, y, como tales, previsibles, cuadros fijos en cuyo interior incumbe al hombre diseñar lo mejor que sepa su destino.

About the author

Ad Verbo Court Reporters administrator