Por: Anónimo

PorAd Verbo Court Reporters

Por: Anónimo

El rigor de la ley se atenúa con el prudente incumplimiento.

About the author

Ad Verbo Court Reporters administrator