Por: Séneca

PorAd Verbo Court Reporters

Por: Séneca

Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

About the author

Ad Verbo Court Reporters administrator