Tag Archive Taquígrafos

PorAd Verbo Court Reporters

Los Taquígrafos de Récord en la historia

El Taquígrafo de Récord es el profesional encargado de realizar transcripciones oficiales producto de grabaciones de una variedad de procedimientos.

El Taquígrafo de Récord es el profesional encargado de realizar transcripciones oficiales producto de grabaciones de una variedad de procedimientos. Los Taquígrafos no siempre han tenido las mismas funciones y en la actualidad éstas varían dependiendo del lugar geográfico donde se encuentren, por ejemplo, en algunos estados de los Estados Unidos se les requiere que sean Notarios Públicos. Los profesionales familiarizados con el sistema judicial conocen que los Taquígrafos de Récord son parte esencial en estos procesos.

¿Qué tal si le damos una mirada entonces al desarrollo de esta profesión a lo largo del tiempo?

La taquigrafía data del año 63 AC, aproximadamente, cuando Marcus Tullius Tiro, quien era un esclavo que pertenecía a Cícero, desarrolló un sistema de símbolos y abreviaturas con el propósito de tomar dictados y administrar los asuntos de su dueño. Su sistema, que luego se le conoció como Notas Tironianas, consistía de más de 4,000 signos, los cuales fueron adoptados por los escribas en Roma y, posteriormente, por otros países.

Las Notas Tironianas no sólo eran enseñadas en monasterios, sino que eran utilizadas en dictados y procedimientos judiciales durante la época medieval. El sistema de Notas Tironianas continuó desarrollándose y llegó a contar con más de 13,000 signos. Este sistema cayó en desuso aproximadamente para el año 1100 DC.

Aproximadamente, para el año 1180 un monje conocido como John de Tilbury crea el primer sistema de taquigrafía manual para el idioma inglés. En el 1588, el Dr. Timothie Bright crea un sistema de taquigrafía de 500 signos para personas de habla inglesa. En 1602 John Willis publica un sistema de taquigrafía basado en el alfabeto inglés, el cual reemplazó el sistema de signos. Luego de este último, varias personas realizaron aportaciones y continuaron desarrollando el sistema, entre ellos, Thomas Gurney, quien fue nombrado como el primer Taquígrafo oficial por el gobierno inglés en el 1772.

Thomas Gurney fue nombrado como el primer Taquígrafo oficial por el gobierno inglés en el 1772.

En 1837, Isaac Pitman creó el primer sistema fonético de taquígrafía. Este sistema se ha mantenido vigente en lugares como el Reino Unido. En 1893, John Robert Gregg crea el Método Gregg, sistema de taquigrafía manual ampliamente enseñado en las universidades de Estados Unidos. Taquígrafos de Récord, secretarias, periodistas y otros profesionales rápidamente acuñaron este sistema.

Sin embargo, el advenimiento de la máquina de estenotipia causó que el uso del Método Gregg declinara en el escenario judicial, pero se mantuvo floreciente en las empresas, empleado mayormente por secretarias.

En 1888, Oberlin Smith crea por primera vez un sistema rudimentario de grabación magnética del sonido. En 1898 Valdemar Poulsen fabrica la primera grabadora, la cual producía grabaciones de muy pobre calidad. No fue sino hasta el 1928 que Fritz Pfleumer patentó la primera cinta magnética, lo que hizo que la calidad de las grabaciones mejoraran considerablemente. El paso siguiente lo dio en 1935 la compañía AEG al usar una cinta magnética de plástico, creando así un aparato llamado magnetófono y dando paso a su comercialización en los Estados Unidos allá para el año 1950.

En 1963, la compañía Philips puso a la venta la primera grabadora de casetes.

Con estos avances tecnológicos, los Taquígrafos de Récord empezaron a utilizar las grabadoras de audio conjuntamente con las máquinas de estenotipia para producir transcripciones más exactas.

La tecnología siguió su curso y en 1950, IBM unió esfuerzos con el Ejército de los Estados Unidos, y crearon una máquina de estenotipia capaz de traducir palabras y símbolos a diferentes idiomas. Hoy día, contamos con tecnología tan avanzada que nos permite realizar grabaciones de sonido digitales y las máquinas de estenotipia cuentan con microprocesadores que les permiten realizar diferentes funciones como, por ejemplo, transcripciones en tiempo real.
Ya sea utilizando la técnica de grabación o la técnica de estenotipia, es claro que la profesión de los Taquígrafos de Récord ha sido siempre una para aquellos altamente adiestrados, eficientes y exactos.

PorAd Verbo Court Reporters

La profesión de los Taquígrafos de Récord

Por años, muchas personas han alegado que la profesión de los Taquígrafos de Récord no tiene futuro.  Sin embargo, contrario a estos malos augurios, la industria no ha colapsado.  Está vivita y coleando, incluso desarrollándose gracias a los avances tecnológicos que han fortalecido la profesión.  Una carrera en la taquígrafía de récord es tan estable hoy como lo fue hace unos años atrás.  El Bureau of Labor and Statistics del Departamento del Trabajo de los EEUU ha proyectado un crecimiento de un 14% en esta profesión entre los años 2010-2020.  Esto difícilmente es una indicación de declive, sino por el contrario, se espera que el campo tenga un crecimiento promedio en comparación con otras profesiones.

Los Taquígrafos de Récord tienen un rol crítico no solamente en procedimientos jurídicos, sino también en cada evento donde lo que se dijo deba ser documentado y/o preservado por escrito.

Los Taquígrafos de Récord realizan transcripciones de procedimientos legales, reuniones, discursos, ponencias, asambleas, vistas, conversaciones y otros eventos donde sea necesario conservar o levantar un expediente que provea evidencia escrita, legal y/o documental. Por lo tanto, los Taquígrafos de Récord tienen un rol crítico no solamente en procedimientos jurídicos, sino también en cada evento donde lo que se dijo deba ser documentado y/o preservado por escrito.

Los Taquígrafos de Récord son los responsables de mantener un récord completo, exacto y seguro. Además de preparar y proteger el récord legal, muchos Taquígrafos de Récord asisten a los jueces y abogados en una variedad de tareas, tales como organizar y buscar información en el récord oficial, marcar y organizar los exhibits, levantar minutas, entre otros.
Hay varios métodos para tomar un récord. El método clásico se conoce como estenotipia. Usando una máquina de estenografía, los estenotipistas documentan todo aquello que se dice en procedimientos oficiales. La máquina les permite accionar múltiples teclas a un mismo tiempo para lograr unas combinaciones de letras que representan sonidos, palabras o frases. Estos símbolos son electrónicamente registrados y luego transcritos y desplegados como texto en un procedimiento llamado transcripción computadorizada.

Hoy día, gracias a los avances tecnológicos, la labor se realiza mayormente utilizando algún sistema de grabación en combinación con algún método de estenotipia.  En Puerto Rico, el uso exclusivo de grabaciones para desempeñar la labor se ha convertido en la norma.

Levantar un récord en tiempo real es otro método que consiste en sincronizar las máquinas de estenografía directamente con el computador.  Mientras la estenotipista teclea los símbolos, instantáneamente, aparece el texto en el monitor. Este procedimiento es usado en muchas de las cortes alrededor del mundo, en salones de clase, en reuniones y también para colocar subtítulos en los programas de televisión.

Como parte de su labor, el Taquígrafo de Récord monitorea el proceso, toma notas para identificar los interlocutores y escucha la grabación para asegurarse de la claridad y calidad. El equipo usado puede incluir grabadoras de cinta magnetofónicas análogas o digitales. Muchas son las ventajas de este método sobre el método clásico de estenotipia.

Otro método poco usado es cuando el Taquígrafo de Récord habla directamente a un silenciador de voz, el cual consiste de una mascara que contiene un micrófono y es sujetada con la mano. A esta máscara se le conoce como “Verbatim”. Según el Taquígrafo repite el testimonio a la grabadora, la mascara previene que se escuche su voz durante el testimonio. Los Taquígrafos entonces graban con su voz todo lo que es dicho por los jueces, testigos, abogados y otras persona en un procedimiento, incluyendo gestos y reacciones emocionales.  Este método con el tiempo ha caído en desuso.

Cualquiera que sea el método usado, la veracidad al transcribir los récords es crucial porque el taquígrafo de récord es la única persona encargada de crear una transcripción oficial. En un escenario jurídico, por ejemplo, las apelaciones muchas veces dependen de la transcripción que hace el Taquígrafo de Récord. Ganar o perder un caso en corte muchas veces depende de estas transcripciones.

Los Taquígrafos de Récord son responsables de numerosas tareas tanto antes como después de un evento. Después de transcribir los procedimientos, los Taquígrafos de Récord tienen que editar su transcripción para corregir la gramática, la exactitud, la coherencia, para verificar la identificación de nombres y sitios, y para asegurarse de que el récord o testimonio es discernible. Usualmente preparan transcripciones escritas, hacen copias y proveen información de la transcripciones a las cortes, abogados y las partes. Los Taquígrafos de Récord también desarrollan procedimientos para el almacenaje y búsqueda de transcripciones, y custodian las grabaciones por un tiempo determinado. Aunque muchos Taquígrafos de Récord graban los procedimientos oficiales en el salón de la corte, otros pueden tomar deposiciones para los abogados en sus oficinas y documentar procedimientos de reuniones, convenciones y otras actividades privadas. Otros cubren procedimientos que toman lugar en agencias de gobierno en todos los niveles.

Además de poseer rapidez y exactitud, los Taquígrafos de Récord tienen que poseer excelentes destrezas al escuchar, al igual que buena gramática y vocabulario. Aquellos que trabajan en las cortes deben poseer un conocimiento experto de terminología legal, civil y criminal, y procedimiento apelativo. Toda vez que el uso de la computadora es parte integral del trabajo, los Taquígrafos de Récord deben tener conocimiento de aplicaciones de “hardware” y “software”. Algunos estados requieren que los Taquígrafos de Récord sean Notarios Públicos. Otros requieren que sean Taquígrafos de Récord certificados. En Puerto Rico, la certificación para los Taquígrafos no es requerida, al igual que no están autorizados a actuar como Notarios Públicos. El Taquígrafo de Récord realiza su labor respondiendo al juramento prestado, certifica su trabajo y se encarga de corroborar, cuando sea requerido, la labor realizada en ánimo de realizar las correcciones que procedan.

En Puerto Rico, la certificación para los Taquígrafos no es requerida, al igual que no están autorizados a actuar como Notarios Públicos.

El Taquígrafo de Récord también podrá actuar como custodio del récord y de las transcripciones.  Ad Verbo Court Reporters conserva las grabaciones de los procedimientos por tres (3) meses, contados a partir de la fecha de entrega del caso.  Asimismo, las transcripciones son conservadas por tiempo indefinido.  Nuestros clientes podrán recuperar sus transcripciones en cualquier momento a través de nuestro servicio de Repositorio.  El Taquígrafo de Récord es el encargado también de levantar las minutas o actas en los procedimientos que le sean requeridos.  Ad Verbo Court Reporters ofrece el servicio profesional de preparación de minutas para reuniones y asambleas.  Asimismo, ofrecemos también una gama de servicios que complementan de forma conveniente y efectiva nuestro trabajo, y contamos con Taquígrafos de Récord experimentados, profesionales y entusiastas, prestos a brindarle un servicio de excelencia.